MU

Magaldi 001

Plazas

planta

cortes Magaldi

corte Magaldi

cortes Unamuno

CORTE

corte Unamuno baja

Unamuno 083

Unamuno 082

Unamuno 004

Unamuno 003

Unamuno 001

Magaldi 002

Unamuno 055

Unamuno 030

Unamuno 023

Unamuno 014

Unamuno 010

Unamuno 008

Magaldi 031

Magaldi 077-recorte

Unamuno 069

Magaldi 078

Magaldi 059

Magaldi 003

Obra

DSCN3936

DSCN4014

DSCN3942

DSCN4022 copy

DSCN3957

DSCN3962

Proyecto

00-fotomontaje-magaldi01-planimetría magaldi02-3d-magaldi
03 3d magaldi04 3D pérgola magaldi05 vistas pérgola magaldi06 detalle pérgolaOasis Magaldi

07 fotomontaje Unamuno08 palimetría Unamuno09 3D Unamuno10 3D Unamuno11 3D Unamuno12 fotomontaje Unamuno13 vistas pérgolas Unamuno
Oasis Unamuno

Oasis Magaldi y Unamuno, proyecto 2009

cliente
Subsecretaría de proyectos de urbanismo arquitectura e infraestructura, Ministerio de desarrollo urbano, Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

proyecto
Max Zolkwer, Gustavo Nielsen, Ramiro Gallardo

colaboradores proyecto
Martín Groba, Anabela Roitman, Juliana Hernández

colaboradores concurso
Sebastián Marsiglia, Leticia Balacek, Florencia Bernal, Gabriela Torres

fotomontajes
Andrés Sandoval, María Betania Camacho

asesores de la Municipalidad
Arq. Liliana Herrero, Ing. Norberto Solís, Ing. Eduardo Fernández

asesor en estructuras
ingeniero Diego Vizzón

asesor hidráulico
Julio César Blanco

asesor en luminotecnia
Fabián Rigacci

estudio de suelos
Ing. Eugenio Mendiguren

asesor paisaje
Ing. agrónomo Daniel Biondi

Plazas Magaldi y Unamuno
Las plazas conforman el sistema de espacio público recreativo del barrio. A tres cuadras está el parque Pereyra, pero su escala es Metropolitana. Las plazas Unamuno y Magaldi están escondidas: la misma traza no ortodoxa del tejido perimetral hace que las veamos casi como interiores. Este estado lìmite entre lo semipúblico y lo semiprivado comprende también a las calles circundantes Pedro Arata, William Morris, Emilio Coni, la cuadra de Miguel de Unamuno y una de Aníbal Ponce. La calle Río Cuarto es la única que atraviesa el sistema de lado a lado.
La decisión de diseño que tomamos es una contribución a esta amalgama espacial: tomar los dos espacios como un sistema común y darle prioridad al uso peatonal, restringiendo el tránsito vehicular con elevación de aceras y lomos de burro. El trecho de la calle Río Cuarto será solamente unificado por tipo de solado, manteniendo su nivel actual y respetando sus códigos de tránsito pesado. El tipo de solado a utilizar será de baldosones de hormigón.
Asimismo reforzamos la identidad de las plazas a partir de una sencilla operación de ubicar dos pérgolas de hormigón armado en cada oasis urbano, que en Magaldi ocupan el centro de la escena y en Unamuno, los extremos. Es una clara determinación de acompañar las calles que extienden el espacio plaza hacia el resto del barrio.
Por eso en el oasis Magaldi las pérgolas están juntas y siguen la dirección de la calle Arata. El sistema da sombra y cobijo, evitando además la posible apropiación del espacio por autos y motos, posición que hoy defiende un guarda rail. El espacio semicubierto está previsto para actividades de ocio de la tercera edad y de la juventud, sin mobiliario fijo. La ductibilidad del playón hará posible desde bailes, patinaje o exposiciones. Las pérgolas permiten, además, el cerrado del espacio con lonas y tensores mediante un sistema de enganche previsto en las columnas, cuando se necesite un recinto.
En el oasis Unamuno las dos líneas de pérgolas están separadas, acompañando la dirección de las calles Unamuno y Ponce. Previmos para aquí sectores con mobiliario fijo para todas las edades y sectores de playón para la organización de ferias y del juego de paleta.
En ambas plazas diseñamos el sector de arenero y playón de triciclos con forma circular. El nuevo diseño infantil de la plaza Unamuno prácticamente copia el diseño del existente en Magaldi, con el mismo tipo de juegos. Para jóvenes y adultos se han ubicado mesas y sillas BKF de hormigón en varios sectores, más una cancha de bochas.
En las dos plazas respetamos la vegetación y plantamos tres Jacarandaes y un Fresno Americano en reemplazo del plátano quemado sobre calle Coni, parquizando las zonas restantes. El Jacarandá es un árbol de hojas perennes verdes, que en noviembre da unas hermosas flores celestes. El Fresno Americano es un árbol de hojas caducas verdes que se pone amarillo en otoño.
Proponemos multiplicar proporcionalemente la iluminación con nuevas luminarias diseñadas en conjunto con las pérgolas. El oasis Magaldi, que cuenta con 18 luminarias dobles, pasará a tener 30. El oasis Unamuno, que cuenta con 11 luminarias dobles, pasará a tener 40.
Los estacionamientos requeridos se logran mediante una sencilla operación de reducción parcial de calzada, con el ajuste de las nuevas medidas a las sendas vehiculares de tránsito retringido mediante desplazamiento del límite de los mojones.

A pedido de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires realizamos modificaciones al proyecto original con el objeto de bajar los costos y facilitar su realización. Se rediseñaron las pérgolas en metal, originalmente diseñadas en hormigón. Y se mantienen los actuales niveles de las calles (en el proyecto original se nivelaban calles, veredas y plaza).
Acá puede verse el llamado: nueva licitación con fecha de apertura del seis de setiembre de 2012.